lunes, 3 de noviembre de 2008

cuando te agarre

Cuando termine de escribir voy a ir a agarrarte de la cintura y te voy a pedir que bailemos un rato. Cuando me digas que si, te voy a chupar la punta de la nariz y me vas a decir que soy la más linda del cuarto. Después vamos a pensar que somos dos personas con suerte y no vamos a decirnos nada. Cuando pase ese momento, voy a cocinarte un bife con vegetales y te vas a sorprender un poquito. Ahí es cuando te vas a tomar un trago de vino y te vas a reír solo, sin saber que te estoy mirando. En ese preciso instante, voy a enamorarme de vos. Voy a planear un viaje juntos y conversaciones de todo tipo frente a distinta gente. Voy a pensar en libros que nos describen y en las películas que vamos a ver en tu casa. Voy a armar una lista con nuestras futuras canciones preferidas y otra con los lugares de los que nos haremos habitués.
Pero igual vos no te vas a dar cuenta de nada porque te voy a decir que sos un poco personaje, para disimular todo y cambiar de tema.

7 comentarios:

Personas en la sala dijo...

Che, parece que se dan cuenta igual...

PERUCHO dijo...

como dijiste anteriormente...sos una piba jodida eh...

kate dijo...

hola pauli
stoy en san luis
en una sala oscura y leo por segunda vez, tu texto

van a dar ahora una pelicula de israel, en mi opinion es densa

besos pauli

v. verdes vueltitas dijo...

olimpia siempre tiene miedo de decir lo que le pasa.

Diego dijo...

Disimule, chica, disimule.

tontin*na dijo...

sin disimular demasiado, hay cosas que no hacen falta ser dichas. estan en el aire!


que bueno leer todas esas cositas!

d dijo...

pau! genial este!